Granada Conventual

Granada Conventual puede presumir de ser el mejor producto de turismo religioso de España. Gracias a esta iniciativa se puede visitar un buen número de monumentos religiosos de la ciudad que a día de hoy son desconocidos para el gran público; pero hacía falta un lugar en el que los diferentes conventos y monasterios de la ciudad pudiesen anunciar a los interesados las diferentes opciones. Ello ha sido posible gracias a la empresa Granada Guiada C.B. que, de forma desinteresada, ha asumido el gasto de una página web.

Las visitas guiadas corren a cargo de un grupo de especialistas en patrimonio religioso que descubrirá al visitante un extraordinario legado artístico hasta ahora fuera del alcance del público.

Y ello es posible gracias a que varias órdenes religiosas han decidido, desde hace algunos años y de manera discreta, abrir sus puertas a las principales salas de sus clausuras y, en el caso de conventos y monasterios, permitir el acceso a sus capillas.

A partir de 2002 la colaboración de Granada Guiada C.B. en materia de difusión con diferentes administraciones  ha permitido conocer el interior de monumentos de índole religioso como la Capilla de las Madres Agustinas (Convento de las Tomasas), la capilla de las Madres Mercedarias (Hospital de la Tiña), la parroquia de San José (antigua mezquita) y el Monasterio de Santa Isabel la Real, incluida su clausura.

La mediación realizada por Granada Conventual ha permitido, además, organizar una visita guiada al Monasterio de San Jerónimo que, junto al de Santa Isabel la Real, son los dos más importantes monasterios de Granada. Pero además se ha conseguido otro atractivo sin precedentes: ya se pueden visitar durante el horario de culto establecido otras capillas conventuales a las que hasta ahora sólo tenían acceso las religiosas, con lo que las posibilidades de visitas guiadas se amplían a ocho conventos más.

Con ello Granada Conventual pretende ser esa ventana desde la que “difundir a todo el mundo, creyente o no creyente, los valores del Patrimonio Cultural de la Iglesia como fuente de enriquecimiento personal”.