16
abril

Granada a través de su artesanía

Granada es una ciudad en la que el arte lo impregna todo. Su riqueza y su patrimonio artístico son fruto de la convergencia de distintas culturas y de un legado histórico donde se reconocen las huellas íberas, romanas, nazaríes y cristianas.

Su peculiar orografía, desde las cumbres de Sierra Nevada hasta la orilla del Mar Mediterráneo, hace que su belleza sea también plural, con paisajes de montaña, vega y costa. Una diversidad que se manifiesta, asimismo, en la cultura, y que ha dejado su impronta en el paisaje urbano.

La ciudad de la Alhambra, el Albaicín, el Sacromonte y el Realejo –entre otros muchos atractivos- se deja conocer también a través de su artesanía, como un guiño de las civilizaciones que han forjado su historia y que, en conjunto, conforman su identidad cultural.

Cada vez son más los viajeros que recorren distintos rincones del mundo a través de aquellos objetos singulares, piezas elaboradas manualmente, adornos y útiles construidos con técnicas legadas de padres a hijos. Porque más allá del souvenir, la artesanía local representa un trozo de historia, un pellizco de la identidad comunitaria de un pueblo.

Los exponentes más conocidos de nuestra artesanía son sin duda nuestra famosa Taracea y Fajalauza, pero hay otros oficios con una amplia tradición artesanal que siguen hoy en día muy bien representados en nuestra ciudad como es el caso de nuestras firmas de joyas made in Granada.

Taracea

Entre las muestras más significativas de la artesanía granadina encontramos la taracea, una técnica ornamental milenaria consistente en incrustar sobre madera pequeñas piezas de otros materiales (nácar, concha, metales…) que conforman un trazado geométrico con un sorprendente resultado estético. Se trata de una de las técnicas artesanales nazaríes que más ha perdurado en el tiempo y que se sigue practicando en la ciudad de Granada para la elaboración de muebles, objetos decorativos e incluso, en algunas de sus adaptaciones, joyas.

Fajalauza

La cerámica de Fajalauza, con cinco siglos de tradición, es otra de las artesanías más características –de hecho, exclusiva- de Granada. Aunque su origen es cristiano, la técnica de elaboración es árabe, mudéjar o morisca. Podemos encontrar vasijas, tinajas, lozas, azulejos y cacharrería de todo tipo elaborados en este estilo, que se presenta con un fondo blanco adornado con motivos sencillos (flores, cruces, estrellas), inicialmente en color azul, aunque más adelante se amplió la gama de colores y el diseño se hizo más complejo.

Joyería

Los oficios artesanos de los metales preciosos también tienen una amplia tradición en la ciudad de la Alhambra, que han llegado hasta nuestros días de la mano de algunos talleres de la ciudad. Su posición estratégica y la fusión de las culturas árabe y cristiana han favorecido históricamente el desarrollo de la orfebrería y la joyería en Granada, con una rica tradición nazarí y una constante readaptación a partir de la Reconquista hasta nuestros días.

La mayoría de los talleres de los artesanos joyeros se concentraba en los principales focos comerciales: la Alcaicería, el Zacatín  y el centro. Aún hoy podemos encontrar talleres artesanales en distintos puntos de la capital, en particular en el Centro, que reflejan la rica tradición joyera de la ciudad, como es el caso de  Loalba, joyería en Granada, que recientemente ha celebrado sus 65 años de historia y sigue realizando en sus talleres una producción local de pequeñas series de joyería y alta joyería con diamantes y otras gemas, donde también crean piezas personalizadas a partir de oro reciclado, con una clara apuesta por las joyas típicas de Granada

El oro, la plata y piedras preciosas como los diamantes, los rubíes, las amatistas, los granates o las perlas son algunos de los materiales utilizados en la tradición joyera de la ciudad que empleaba métodos como la forja, la fundición a la cera perdida, la lámina calada o el engastado para la creación de sus diseños. Estas mismas técnicas artesanales las sigue trabajando hoy Loalba joyeros en perfecta armonía con las nuevas tecnologías, como el diseño e impresión 3D, para crear joyas actuales pero cargadas de historia y tradición artesanal. Al igual que las joyas nazaríes, sus creaciones destacan por sus diseños delicados, elaboradas a partir de metales como el oro o la plata, piedras preciosas y semipreciosas y perlas con motivos geométricos o florales. Si los visitas podrás conocer de primera mano cómo se diseñan y fabrican las joyas de manera artesanal en nuestra ciudad.

Rocío S. Nogueras
Avatar de Rocío S. Nogueras

Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la UGR. Amante de la lectura y el cine, me gusta la vida en comunidad y apuesto por el periodismo cercano. La Chana es, desde ahora, mi barrio adoptivo.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *